Home / Noticias / Hipotecados UVA siguen entre la incertidumbre y la desesperación

Hipotecados UVA siguen entre la incertidumbre y la desesperación

21/03/2022

El imparable aumento de la inflación encendió luces de alerta en un colectivo que ve cómo suben las cuotas y el capital adeudado.

La alta inflación de los últimos meses complicó aún más la situación de las familias deudoras de créditos hipotecarios ajustadas por UVA. Es que las denominadas Unidades de Valor Adquisitivo se actualizan a la par de la inflación, y ello se traslada automáticamente el valor de las cuotas de los préstamos.

Marianela, oriunda de San Francisco, luce desbordada. En 2019 pidió un préstamo de 1.200.000 pesos para refaccionar su casa. La cuota, que comenzó en 8.000 pesos, no paró de aumentar al ritmo de una inflación que jamás dio tregua. Hoy, el pago que debe afrontar mensualmente es de 73 mil pesos y el capital adeudado ascendió a casi cinco millones de pesos.

“Dejé de pagar la cuota en noviembre. En ese entonces era de 59 mil pesos. Soy empleada en un negocio y realmente no la puedo pagar. Encima me separé y mis gastos se duplicaron”, le contó a La Voz.

Pocos años atrás, con la inflación haciendo estragos como ahora, funcionarios del Gobierno Nacional informaron que si la cuota hipotecaria subió de manera desmedida, se activarían mecanismos para paliar el impacto sobre la economía de los tomadores de los créditos.

Sin embargo, en la práctica sólo el Banco Hipotecario los activó. La única medida concreta fue haber congelado las cuotas entre abril de 2020 y enero de 2021.

Marianela reveló que entró en una suerte de espiral. Crecen los intereses, la cuota y el capital adeudado. “Aunque no hubiera inflación, hasta junio tengo que pagar una tasa de entre un cinco y un siete por ciento mensual”, dijo.

Hay familias tomadoras de créditos UVA que ya tienen sus propiedades en ejecución hipotecaria. (La Voz/Archivo)
Hay familias tomadoras de créditos UVA que ya tienen sus propiedades en ejecución hipotecaria. (La Voz/Archivo)

La mujer pensó en vender su casa para saldar la deuda, pero en el actual contexto parece una empresa imposible. “Desde hace un año que está a la venta y apenas una o dos personas se interesaron, aunque sin hacer ninguna oferta. No sé si estarán esperando a que tenga la soga al cuello para ofrecerme dos monedas”, expresó, angustiada.

“No puedo creer que la gente siga sacando este tipo de créditos, y que el Estado lo permita”, opinó.

EL ÍNDICE

La Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) equivale a la milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado de vivienda. El valor se actualiza diariamente en función a la variación del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), basado en el índice de precios al consumidor.

Actualmente, la UVA está en 106,98 pesos. De marzo de 2021 a marzo de este año tuvo una variación del 52 por ciento.

En un país con una inflación indomable como la argentina (4,7 por ciento en febrero y 52,3 por ciento interanual), y en donde los salarios de los trabajadores no acompañan semejante alza, este tipo de créditos hipotecarios se han convertido en una verdadera “bomba de tiempo” para los tomadores.

“Más que el aumento de la cuota, a mí lo que me tiene mal es la incertidumbre”, expresó Iván, vecino de una localidad del este de la provincia de Córdoba. “Con la inflación, este mes superamos a Venezuela. Si el día de mañana me quedo sin trabajo yo o mi señora. ¿Cómo pagamos el crédito?”, se preguntó.

En 2017, Iván tomó 1,7 millón de pesos para construir su casa. “Íbamos a sacar un crédito tradicional, pero justo esa semana comenzaron a ofrecer los préstamos con UVA. ‘Vas a poder sacar un monto mayor’, me dijeron en el banco. Y encima la cuota era menor. En esa época era menos del 20 por ciento de mi sueldo”, recordó.

Hoy, le debe al banco unos ocho millones de pesos. La cuota, que comenzó en 9.500 pesos, ahora está en 40 mil. “Dentro de todo, nosotros todavía podemos pagar, pero si nos llega a pasar algo, no se qué va a pasar…”, explicó.

“Hay quienes te dicen que hicimos un negocio, porque el inmueble vale mucho más que la deuda. Pero nosotros hicimos nuestra casa para vivir, no para venderla. Nos pelamos el lomo trabajando hasta siete días a la semana para poder pagar la cuota”, cerró.

GRUPOS DE DEUDORES

En los grupos de WhatsApp de los deudores UVA se intercambian experiencias, se comparten notas periodísticas y se debaten posibles medidas a tomar. Desde ir a marchas, hasta emprender acciones colectivas frente a los bancos.

“Nos sirve estar conectados porque de esa forma sabemos que la realidad de uno es la de casi todos. El otro día contábamos que el capital aumenta entre 120 mil y 160 mil pesos por mes. Es un montón para personas que en su gran mayoría son empleados”, contó Daniela, otra de las afectadas por los créditos.

La gestión del presidente Alberto Fernández, que en su momento dijo que los créditos UVA eran “una estafa”, aún no dio soluciones concretas. Su última referencia sobre la inflación –cuando aludió a la “guerra” que emprendería su Gobierno para que bajen los precios– lejos estuvo de contemplar esta problemática de miles de familias en todo el país.

Se estima que en toda la Argentina hay unas 105 mil familias que tomaron préstamos hipotecarios UVA, lanzados durante la administración del ex presidente Mauricio Macri. Muchas de ellas están en Córdoba.

 

Fuente: La Voz

Check Also

Fedecom: «Ni el finde XXL, ni el Día del Padre ayudaron a las ventas minoristas cordobesas»

02/07/2024 El informe referido a junio, indicó que las ventas minoristas de los comercios pymes ...

Comentários no Facebook