Home / Noticias / Juli Rossa, de Villa del Rosario al mundo: es embajadora de Balenciaga y ahora se lanza como cantante

Juli Rossa, de Villa del Rosario al mundo: es embajadora de Balenciaga y ahora se lanza como cantante

21/02/2022

La modelo internacional cuenta cómo llegó a las plazas más calientes de fashion global. Y cómo una guitarra comprada en Milán activó otras de sus pasiones.

“De chica me gustaba todo. Hacía teatro, danza, canto, pero lo del modelaje surgió en mi adolescencia, cuando empecé a crecer en altura, sobre todo”.La que habla es Juli Rossa, cordobesa que en su curriculum destaca, entre otras cosas, haber desfilado para grandes marcas de alta costura como Chanel, Prada, Alexander McQueen, Burberry y Balenciaga, entre otras.Esta última, incluso, la eligió como embajadora de su línea de Eyewear (anteojos) en Argentina.

“Soy de Villa del Rosario, una ciudad muy chica, y cuando comencé con el modelaje no se conocía mucho sobre el mundo del modelaje más artístico, de alta costura, fue algo que cuando lo empecé a descubrir, me encantó”, cuenta.

“Estando en el colegio gané un concurso para quedar en una agencia de Buenos Aires y ahí comencé a trabajar con ellos. Los dos últimos años de secundaria viajaba muchísimo, hasta que me mudé a Buenos Aires y al poco tiempo me sale una propuesta para irme al exterior”, suma.

“Empezamos primero por Santiago de Chile, como para probar si me gustaba viajar y estar en otro país, y estando allá de un día para el otro me llamaron diciendo que me querían en una agencia de París”, revela.

“Me iba a quedar dos meses en Chile, pero me terminé quedando uno solo. Volví a Argentina, armé las valijas y viajé a París. En ese entonces tenía 19, 20 años”, precisa Juli sobre el viaje que marcó un antes y un después en su carrera.

A partir de ese momento, todo fue en ascenso. Hizo base en Francia, donde usualmente se quedaba por tres meses, y después comenzaba con su gira cíclica por los Fashion Week que la llevaron a decir presente en todas las capitales de la moda: Roma, New York, Buenos Aires y Paris. “Ese fue un punto clave en mi carrera. Estar en el exterior permitió que despegara desde otra perspectiva. Se siente la diferencia de una carrera hecha en Europa. Es distinto, eso te permite, con el tiempo, elegir los trabajos que más te gusten”, precisa.

Juli cuenta que actualmente se ha vuelto más “selectiva” en cuanto a los trabajos que elige emprender y apunta que el hecho de haber sido madre (tiene dos hijos pequeños) y haber formado una familia la hace tener otra “perspectiva” de su trabajo. “Ahora disfruto todo en familia, siento que subí un nivel en el plano de disfrute. No tiene comparación”, afirma.

–Con tantos años de experiencia en este rubro ¿cuál es tu percepción sobre el cambio que están haciendo algunas marcas con el objetivo de ser más inclusivas?

–Creo que la moda siempre fue inclusiva. Viajo hace mucho tiempo y siempre se les dejó crear a los diseñadores y se les dio su espacio para encontrar cosas nuevas. Lo que se está viendo ahora apunta más, a mi entender, a un ‘tema del momento’, una moda, pero de todas maneras me parece interesante. Creo que es atractivo diferenciarse, buscar cosas nuevas, hacer sentir bien a la gente. La moda tiene que ser una herramienta para que las personas se sientan bien en su propia piel, como son. Tiene que hacerlos sentir cómodo, confortables, bellos, la moda no tiene que hacerte sentir excluida. El arte en general tiene que llevar a eso. A que la persona se eleve, eleve su espíritu, se sienta tranquila y confiada y salga a disfrutar.

DE LAS PASARELAS, A LOS ESCENARIOS

Desde hace algunos años, Juli se decidió a explorar otra pasión que tiene desde pequeña: el canto. “En el mundo de la moda me llené de mucha experiencia y eso lo bajé a la música, ahora siento que mi carrera en este rubro tiene mucho para crecer y estoy apuntando ahí también”, precisa.

“La música siempre estuvo presente. En uno de mis viajes a Milán me compré una guitarra y empecé a componer canciones -reconstruye-. Después de tanto tiempo viajando y recorriendo sentía que tenía mucha información en la cabeza que debía bajar en canciones y fue hermoso ese momento. Fue en ese entonces que sentí que profesionalmente tenía que empezar a hacer música”.

Desde ese viaje revelador pasaron ya más de cinco años y Juli ha lanzado varios singles desde entonces, que recientemente se materializaron en un EP. “Tomamos todos esos singles que fui lanzando a lo largo del tiempo e hice un EP (Change) con un sonido único y específico. Regrabamos algunas canciones para unificar todo”, explica.

“Con la música logré hacer un combo artístico en mi carrera que es lo que siempre soñé”, afirma orgullosa.

Y luego cierra: “Soy música, compositora, cantante, modelo internacional y actriz (realizó varios comerciales y algunas apariciones en series de televisión), es todo lo que siempre quise”.

Fuente: Vos

Check Also

Fedecom: «Ni el finde XXL, ni el Día del Padre ayudaron a las ventas minoristas cordobesas»

02/07/2024 El informe referido a junio, indicó que las ventas minoristas de los comercios pymes ...

Comentários no Facebook