Home / Noticias / Murió este miércoles la recordada locutora de radio cordobesa Clidy Suárez

Murió este miércoles la recordada locutora de radio cordobesa Clidy Suárez

16/06/2022

Fue locutora, actriz y periodista. Tenía 84 años y su salud estaba deteriorada.

Clidy Suárez trabajó 40 años, pero como ella decía, en realidad fueron 60. “Menos un rayo, agarraba cualquier cosa”, comentó en una de las entrevistas la querida gallega,  quien falleció este miércoles a los 84 años.

Estaba orgullosa de su capacidad para correr de un micrófono a otro, y de ahí, a las cámaras. Se ufanaba, con el sentido de humor que la caracterizó, de que cuando todos llegaron a Canal Doce, ella ya estaba allí. Y es cierto. Clidy fue una de las voces inconfundibles de los medios donde trabajó.

Había nacido en Cañada de Gómez el 3 de junio de 1938. Cuando empezó a caminar, su familia se mudó a Rosario. En esa ciudad cursó la primaria en la Escuela Almafuerte, el magisterio en el Normal 2 Juan María Gutiérrez y el profesorado en el Normal 1 Nicolás Avellaneda.

A pesar del desarraigo temprano, siempre conservó el olor de ese pedacito de patria que se convirtió en la costanera rosarina. Lo comentó en las notas que la llevaban al recuerdo de su Rosario querida. “Mi barrio está en Dorrego 20 bis en Rosario. En la esquina de la placita Güemes. Hoy es la costanera”.

Por la decisión irrenunciable de trabajar mucho y con el alma, solía decir: “Cada programa es un poco hijo mío”. Lo repetía cuando ya estaba jubilada y disfrutando alegremente del ocio bien merecido. “Yo dije que cuando me jubilara, no haría más nada. Soy muy premonitoria sobre mi vida”, contó en una entrevista en Bien de Córdoba (BDC) por Canal 10. Sin embargo, se dio un gustito y fue parte del jurado de El certamen en 2016.

QUERIDA POR COLEGAS Y POR EL PÚBLICO

Clidy mantuvo su vigencia y el cariño de los colegas y el público aun retirada. Por buena persona y porque siempre opinó, señaló, expresó sus ideas. “He sido exactamente igual en la calle”, comentó. Se la podía ver en las inmediaciones de su barrio, el Cerro de las Rosas, haciendo las compras, a paso firme, de equipo deportivo (celeste, siempre celeste) y zapatillas, como una vecina más. “En Córdoba, mi barrio es mi Cerro de las Rosas, frente al Parque de las Naciones. Me entretengo viendo correr a los demás”, se reía.

Clidy Suárez varias décas atrás en plena labor periodística (Archivo).
Clidy Suárez varias décas atrás en plena labor periodística (Archivo).

La locutora trabajó 20 años en el Festival Nacional de Folklore de Cosquín, junto a Julio Mahárbiz, y ocupó la cabina de Canal Doce durante 37 años.

También fue dirigente del Club Atlético Belgrano, actividad que ella recordaba con pasión, destacando el esfuerzo que implicó gestionar en un club de Córdoba.

Futbolera hasta la médula, recordaba partidos, goles, pases, fracasos y amarguras. “Soy muy celeste. Soy futbolera al mango. (La gestión) me costó muchísimo: tiempo, dinero. Yo sé lo que es mantener un club en Primera División. Es muy duro. Los equipos de Córdoba nacieron para sufrir”.

Escuchaba a Rebeca Bortoletto y a Rony Vargas y como se consideraba un “bichito televisivo”, en su casa la tevé era su compañía permanente.

Uno de los rasgos de Clidy era el modo como contaba algunos detalles de su vida privada, sin alardear ni victimizarse. No pudo tener hijos y jamás se arrepintió de nada.

Esa energía la llevó a superar varias pancreatitis (más que Cacho Buenaventura, bromeaba) y a transitar el camino lejos de cualquier gesto grandilocuente. “Nunca sabés si estás arriba. Hay que descender la escalera con elegancia”, aconsejaba en una de las charlas que mantuvo con Ximena Salkind.

Por otro lado, Clidy aseguraba que su condición de mujer jamás le jugó en contra y valoraba que tenía una muy buena relación con todos sus compañeros. Jamás dio marcha atrás ni se quejó porque consideraba que no había perdido nada. “Decidí entregar todo”, remataba sin sentimentalismo.

LA SALUD DE CLIDY SUÁREZ

“De todo lo que sucede, siempre hay que rescatar lo positivo”, decía en enero de 2014.

“Salí adelante después de padecer, ni más ni menos, que cuatro pancreatitis. Es algo sorprendente. La gente, en general, sufre del hígado, de los pulmones o de la columna. No digo que el páncreas sea un órgano desconocido, pero digamos que no es tan ‘popular’”.

“La primera inflamación del páncreas que tuve fue en 2006. Fue muy extraño. Porque, en líneas generales, he sido una mujer que llevó y lleva una vida muy sana: jamás tomé ansiolíticos, ni drogas ni alcohol. Creo que la angustia contribuye. En 2004, cuando ya estaba jubilada, falleció mi mamá. Para mí fue un shock muy grande e inesperado, aunque ella tenía 94 años. Me parece que ese estado de tristeza y llanto permanente tuvo que ver”.

En 2007 sufrió la segunda pancreatitis. En 2008, tuvo dos más. “De todo lo malo que te pasa en la vida, siempre hay que rescatar lo positivo. Por ejemplo, me quedó la costumbre de comer cada tres horas. El páncreas es un órgano al que hay que hacer trabajar con regularidad. Yo me alimento de manera muy saludable. Lo único que resigné fue comer grandes cantidades de chocolate. Me encanta, es afrodisíaco. Pero no me quedó miedo a nada. A pesar de todo, soy optimistamente fatalista: pienso que lo que debe ser, será. Y lo que hay que hacer, hay que hacer. Yo entré a la sala de operaciones confiada y cantando La marsellesa. De hecho, 15 días después de la intervención, me fui de vacaciones”.

CLIDY SUÁREZ, LA ACTRIZ

Clidy Suárez integró el elenco de la Comedia Cordobesa en 1961. Pasaron décadas en las que la locutora consolidó su profesión y en junio de 2012 volvió al escenario. Como juego, terapia, acto de libertad. Formó parte de la Comedia Mediterránea. Con ese equipo presentó Ensalada de primavera, junto a Betty Angelotti y Laura Cikra.

“Mirá el grabador, qué pequeño, cuando yo trabajaba usábamos uno grande como una caja de zapatos”, observó Clidy Suárez apenas vio sobre la mesa el grabador digital para la nota con La Voz del Interior.

El motivo era el estreno en Ciudad de las Artes. “Cada tanto he vuelto a las tablas. Y ahora, cuando Betty me llamó, dije que sí. ¿Por qué no lo hice antes? Porque nadie me llamaba. Estaba esperando este momento, estoy muy agradecida, esto es un hálito de frescura y amor”, confesó en la previa al estreno.

En la obra, tres actrices interpretaban a heroínas clásicas del teatro universal: Yerma, de la obra de García Lorca; Hécuba, de la tragedia de Eurípides Las Troyanas, y Lady Macbeth, de Shakespeare. Los personajes son grandes colegas, pero en el ensayo aparecen los conflictos.

Betty Angelotti, Clidy Suárez y Laura Cikra protagonizan 'Ensalada primavera'.
Betty Angelotti, Clidy Suárez y Laura Cikra protagonizan ‘Ensalada primavera’.

En la charla, Clidy fue al hueso con respecto al conflicto: “Es que han compartido lo peor que pueden compartir las mujeres: un hombre”. Ella era Analía, la más tranquila, la más “santurrona”, como se definió. “También criticamos bastante a los hombres, sin ser un panfleto, los criticamos y los valorizamos. En su justa medida, claro”, agregó Clidy en la entrevista.

 

Fuente: La Voz

Check Also

Fedecom: «Ni el finde XXL, ni el Día del Padre ayudaron a las ventas minoristas cordobesas»

02/07/2024 El informe referido a junio, indicó que las ventas minoristas de los comercios pymes ...

Comentários no Facebook