Home / Noticias / Adolescentes se inclinan por carreras de los siglos 19 y 20

Adolescentes se inclinan por carreras de los siglos 19 y 20

22/01/2020

La base de datos de Pisa revela que las aspiraciones profesionales de los chicos han variado poco en los últimos 18 años. Las chicas eligen ser médicas o maestras y los varones, ingenieros o empresarios.

Ellas, médicas o maestras. Ellos, ingenieros o empresarios. Así se proyectan los adolescentes de 15 años del mundo cuando cumplan los 30, según el informe «Dream Jobs? Teenagers career aspirations and the future work», realizado sobre datos de las pruebas Pisa, que presenta hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) en el Foro Económico Internacional en Davos, Suiza.

El documento, al que accedió La Voz, muestra una serie de estudios realizados entre los años 2000 y 2018, que permiten comprender las aspiraciones profesionales de los jóvenes y cómo han variado desde el cambio de siglo.

El estudio también hace referencia a investigaciones que demuestran que, más allá de las diferencias sociales y el rendimiento académico, los jóvenes con altas aspiraciones profesionales tienen más probabilidades de ejercer una carrera profesional en la adultez.

Desde 2000, a través de Pisa, se le ha preguntado a jóvenes en distintos países sobre el trabajo que esperan tener a los 30 años. La intención es conocer la expectativa de los adolescentes, no simplemente sus sueños para el futuro.

Los datos muestran que los anhelos profesionales cambiaron poco desde el cambio de milenio, una era anterior a las redes sociales, a la impresión 3D y al uso de la inteligencia artificial en el lugar de trabajo. Hoy, los adolescentes siguen imaginando que se desempeñarán en ocupaciones del siglo 20 e incluso del siglo 19 cuando sean adultos.

Expectativas e intereses

La Ocde hizo un listado de 10 puestos de trabajo –o expectativas profesionales más recurrentes entre chicos de 15 años– a los que creen que accederán dentro de 15 años, en función de la preferencia del 53 por ciento de chicas consultadas y del 47 por ciento de varones de 41 países, entre ellos, la Argentina.

Si observamos por género vemos que, en 2000, la mayoría de las chicas aspiraban a ser maestras (11,1%), médicas (11%) y psicólogas (6,2%). En 2018, el 15,6 por ciento se veía como médica, el 9,4 por ciento como maestra y el 5 por ciento como empresaria. Las otras profesiones citadas por las adolescentes en la última prueba fueron abogadas, enfermeras, psicólogas, diseñadoras, veterinarias, policías y arquitectas.

En tanto, la mayoría de los varones consultados en 2000 se proyectaban a 15 años como empresarios (6,8%), profesionales de tecnología (6,1%) e ingenieros (4,9%). En 2018, las preferencias son similares: ingenieros (7,7%), empresarios (6,7%), médicos (6%). Luego: profesionales tecnológicos, deportistas, maestros, policías, mecánicos, abogados y arquitectos.

“Abrumadoramente, son más a menudo los niños quienes esperan trabajar en ciencia e ingeniería que las niñas, incluso cuando los niños y niñas se desempeñan de manera similar en ciencia en las pruebas Pisa”, sostiene el informe. Sin embargo, hay excepciones: el nivel de interés de las chicas en estas profesiones es mayor que la de los chicos en otros países.

Las expectativas son coincidentes en todos los estratos sociales. Los estudiantes de nivel socioeconómico más bajo manifestaron, en 2000, que aspiraban a ser educadores (8,7%), doctores (6,6%) y abogados (4,9%). En 2018: médicos (9,4%), maestros (8,2%) y empresarios (5,2%). Le seguían en preferencias: policías, abogados, ingenieros, enfermeros, deportistas, mecánicos y diseñadores.

Los alumnos de sectores más acomodados afirmaron en la última prueba que a los 30 años se veían ejerciendo como médicos, docentes e ingenieros. Y en 2000, habían indicado que serían médicos, maestros y abogados.

Si se observan los intereses según el rendimiento académico, los estudiantes que obtuvieron los resultados más bajos en Lectura en las Pisa 2000 aseguraron que se veían como médicos, docentes o empresarios. Mientras que en las evaluaciones 2018 sostuvieron que se proyectaban como empresarios, médicos y maestros, en ese orden.

Aquellos con desempeños más altos en esta asignatura, remarcaron en 2000 que se veían a futuro como médicos, maestros o profesionales vinculados a la tecnología. En 2018, respondieron, en los tres primeros puestos, que serían médicos, ingenieros y docentes.

“Los datos muestran fuertemente patrones de interés de género en carreras relacionadas con la ciencia e ingeniería, y las profesiones sanitarias entre estudiantes con puntajes altos en las evaluaciones Pisa”, subraya el documento.

Cuando se analiza la variable de género en las aspiraciones universitarias de los alumnos con mejor desempeño en Matemáticas en las pruebas Pisa, la Argentina aparece entre los países con menor brecha entre varones y mujeres que desean estudiar ingeniería o ciencias y, también, cursar carreras vinculadas a la salud.

El informe revela que las aspiraciones de niños y niñas son muy diferentes. “Sólo mirando por separado es posible medir el verdadero alcance de cuán concentrados se han vuelto sus intereses profesionales”, plantea el documento. Indica, además, que dicha concentración de expectativas es motivo de preocupación en algunos países que observan que las aspiraciones de los jóvenes están alejadas de las demandas del mercado de trabajo.

Cuáles son los objetivos de las pruebas Pisa

Un programa educativo de la Ocde a nivel internacional.

Las pruebas Pisa son un estudio comparativo llevado a cabo por la Ocde a nivel mundial que mide el rendimiento académico de los alumnos en Matemáticas, Ciencia y Lectura. Su objetivo es proporcionar datos comparables que posibiliten a los países mejorar sus políticas de educación y sus resultados, ya que no se evalúa al alumno, sino al sistema en el que está siendo educado. El estudio se basa en el análisis del rendimiento de estudiantes de 15 años a partir de exámenes estandarizados que, desde el año 2000, se realizan cada tres años en diversos países.

Fuente: La Voz del Interior

Check Also

Dieron de alta al jinete del festival de Jesús María que estuvo en coma

18/02/2020 Leonardo Trevissan, de 38 años, representante de la delegación de Entre Ríos dejó este ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *