Home / Noticias / Victoria no para de saltar: de Villa María a los mundiales de obstáculos

Victoria no para de saltar: de Villa María a los mundiales de obstáculos

29/04/2022

Es la argentina mejor rankeada a nivel internacional en las carreras de obstáculos. En septiembre competiá en Estados Unidos. La historia de una deportista de alma.

De las 12 competencias de obstáculos en las que participó, se subió 11 veces al podio. En la mitad fue primera y en una quedó quinta, lo que es casi una derrota para su mente. “Lo que vale es el primer puesto”, sentencia esta judoca de Villa María que desata su mayor adrenalina en las carreras con dificultades.

Llegar a como dé lugar y ganar cueste lo que cueste, son frases que están adheridas a su filosofía. Alguien que piensa así no puede llamarse de otra manera: Victoria.

Victoria Gaite ama correr, saltar, trepar y se anota en cada carrera de obstáculos que puede. Cuanto más difícil, mejor.

“En las carreras, el obstáculo soy yo”, dice. Compite contra sí misma. En su mente resuena todo el tiempo “yo puedo”. Y Victoria va, con toda su fuerza, por cada victoria.

DE VILLA MARÍA, AL MUNDIAL

Es una de las 10 argentinas que irá este año al campeonato mundial de OCR (Obstacle Course Racing) que se corre del 22 al 25 de septiembre en Vermont, Estados Unidos. Otra cordobesa clasificada es Alejandra Bruno, de Bell Ville.

Se trata de una de las competencias más duras de la especialidad, con participantes de todo el mundo, que deben superar más de 50 obstáculos a lo largo de 15 kilómetros. Según el sitio web de la competencia, hay un 40 por ciento de posibilidades de completarlos a todos. El nombre de Gaite figura en esa página entre las 23 atletas mejor consideradas, en una lista integrada en su mayor parte por estadounidenses.

Ella es, actualmente, la mujer mejor clasificada del país para esa competencia. Obviamente quiere mantener el primer lugar en el puntaje hasta la fecha mundial. Por eso tiene previsto intervenir en siete u ocho carreras más en distintas provincias antes de septiembre, para seguir encabezando el ranking argentino.

Victoria, en Villa María (La Voz)
Victoria, en Villa María (La Voz)

CÓMO EMPEZÓ LA HISTORIA

Su primera competencia fue en la llamada Carrera de Espartanos, en Villa Nueva. La ganó. Y ganó las de los cuatro años siguientes. Allí también se enteró que había circuitos más exigentes. Y entró a un mundo nuevo para su cuerpo y su mente. Fue descubrir una pasión en la que podía expresarse en plenitud. Superar los límites.

Pesa menos de 48 kilos y apenas pasa el metro y medio de altura. Su volumen está en la energía. Hacer judo le da ventajas en las carreras, como el manejo del aire y el agarre para superar obstáculos. Pero más que de la fuerza, se vale de la maña. Y de la persistencia. No llegar a la meta está fuera de toda posibilidad.

Hoy tiene 29 años y sueña con estar en los Juegos Olímpicos. Para eso trata de mejorar sus tiempos en maratones. Ya ganó algunas y se quiere seguir superando.

Mientras tanto, divide su tiempo en Villa María entre la fábrica de velas en la que trabaja, las clases de judo que da en un centro vecinal, las horas para entrenarse y las ventas de empanadas algunos fines de semana para financiar su viaje al mundial de Estados Unidos. Necesita reunir unos 400 mil pesos, sin contar comidas y alojamiento.

Con todo lo que hace, le sobra además energía para correr. Hay fines de semana que los aprovecha al máximo. Por ejemplo: el 7 de mayo competirá en un nacional de judo en Villa Carlos Paz y para el día 8 se anotó en una carrera de obstáculos en Bell Ville.

Victoria, llena de medallas (La Voz)
Victoria, llena de medallas (La Voz)

Ese doble programa con disciplinas distintas no es lo que le recomiendan sus entrenadores. Pero ella ama competir, y no para.

Lo único que lamenta es no haber empezado antes. Cuenta que su carrera deportiva la inició a los 22 años con el judo, y que ese mismo año (2015) ganó dos torneos nacionales. Era cinturón verde, y luchaba contra participantes cinturón negro, las únicas que había de su categoría.

Antes había jugado al roller hockey y también le gusta el fútbol y el boxeo.

Tiene siete hermanos. Cuenta que en su familia no son muy deportistas. Ella decidió hacer su camino con disciplinas exigentes.

Entre el judo, las maratones y las carreras de obstáculos, tiene cosechadas unas 40 medallas. Pedirle que las acomode una al lado de otra para tomarles una foto, lleva su tiempo. Hay de todos los tamaños, pesos y colores. Cada una de esas medallas fue un triunfo, o al menos un podio. Claramente, compitiendo no le va nada mal. Ella lo sabe en su mente. No en vano su nombre es Victoria.

 

Fuente: La Voz

Check Also

Fedecom: «Ni el finde XXL, ni el Día del Padre ayudaron a las ventas minoristas cordobesas»

02/07/2024 El informe referido a junio, indicó que las ventas minoristas de los comercios pymes ...

Comentários no Facebook