Home / Noticias / Santiago Moyano, de embolsar carbón a debutar en la Primera de Instituto

Santiago Moyano, de embolsar carbón a debutar en la Primera de Instituto

23/08/2018

El lateral derecho de 20 años, oriundo de Villa del Totoral, está a punto de cumplir su sueño y el de su familia, a la que ayudaba junto a su hermano embolsando carbón.

“Ya soy bastante morocho, imagínate cuando estaba todo el día embolsando carbón. Ni se me veía de lo negro”.

Santiago Moyano cuenta con orgullo una parte de su vida que pocos conocen. Sólo los íntimos, los más cercanos.

A los 20 años, este lateral derecho está a punto de vivir el día que tanto esperó y por el que tanto luchó: debutar como futbolista profesional.

Un sueño que quedaba demasiado lejos en Villa del Totoral (al norte de la provincia, a 81 kilómetros de la capital), donde se crió jugando en los poteros de Barrio Padre Abregú.Quedaba lejos, porque los Moyano siempre fueron una familia laburante y humilde, que la peleó como tantos. Con su padre César día y noche en la fábrica de Arcor y su mamá Sonia como empleada doméstica.

Por eso, los cuatro hermanos Moyano (Andrés, Facundo, Paulina y el más chico, Santiago), se la tuvieron que rebuscar siempre.

whatsapp_image_2018-08-22_at_14.51.43

“Mis viejos me bancaron en todo este sueño, en toda esta lucha. Siempre me ayudaron y apoyaron, a pesar de que pasamos muchas necesidades y nada era fácil. La peleamos mucho. Por eso va a ser muy especial para todos si me toca debutar como profesional el sábado. Estamos todos con esa expectativa y parece que será”, cuenta Santiago, que pinta para arrancar siendo el “4” de la Gloria esta temporada.

Moyano llegó cedido a préstamo desde Talleres (sin cargo y sin opción), buscando dar ese salto: ser de Primera.

Con 15 años, ya jugaba en la primera división de la Liga Colón de Fútbol, donde defendió los colores de Juventud Sportiva de Totoral y Deportivo Colón, de Colonia Caroya.

Desde allí dio el salto a Córdoba, para sumarse a las inferiores de Talleres.

“Jugaba mucho de volante y me animaba con la pelota. Después me fueron tirando para atrás, me empecé a poner más rústico”, se ríe Santiago, que es algo tímido, pero rápidamente se metió en el grupo y en el vestuario de Instituto.

“Me sorprendió como me recibieron y como me han tratado. Realmente me encontré muy buenas personas, que me han hecho todo fácil. Instituto es un club muy lindo para jugar.Ojalá se pueda conseguir el objetivo que quieren todos y que necesita la institución, que es llegar a Primera”, afirma este defensor que fue campeón en Reserva con el Matador y llegó a integrar el banco de suplentes de Primera (en la penúltima fecha de la Superliga 16/17, ante Rosario Central, empate 3-3), pero nunca ingresó.

“A mí siempre las cosas me fueron difíciles. Pero al fútbol como que no terminaba de darle la bola necesaria cuando era chico. Siempre tuve que hacer changas y algunos laburos para poder ayudar a mi familia. Mi hermano Andrés vende carbón en Totoral y la zona, así que siempre iba a darle una mano embolsando el carbón. Él todavía se dedica a eso y le ha ido bien gracias a Dios. Hasta hace poquito le daba una mano cuando podía. Recién cuando firmé contrato profesional con Talleres empecé a pensar en esto como un trabajo, como una salida”, asegura Santiago.

“Por eso debutar y llegar a Primera será un gran alivio para toda mi familia. Sueño con poder seguir creciendo en esto y darle una mano a mis viejos, que me apoyaron en todo momento. Les debo todo a ellos”, cierra Moyano.

En barrio Padre Abregú de Totoral, todos están expectantes porque “el Negro” está por debutar en Primera. Un momento que imaginó mientras embolsaba carbón, con las manos negras.

Fuente: Mundo D

Check Also

En el primer trimestre del año, 3,2 millones de personas cayeron en la pobreza

16/04/2024 El dato fue revelado por la Universidad Di Tella, a través de un estudio ...

Comentários no Facebook